Cheating Hurt by Infidelity
Betrayal Wayward Donations lying
Welcome

Forums

Guidelines

Find a Local Counselor

The Healing Library

Media

Contact Us
lies
cover
In Association with Amazon.com
Support
Infidelity -
-
The Healing Library
La Infidelidad Vista a Través de los Ojos Llenos de Lágrimas del Traicionado

Para alguien que estuvo engañando:

La infidelidad cambia quién eres para siempre. Te roba tu pasado, hace tu presente increíblemente insoportable y hace que tu futuro parezca carente de esperanza. Te arranca tu auto-estima y tu sentido de valía. Te deja desnudo, vulnerable y solo.

La infidelidad ciertamente es el infierno sobre la tierra. Tu mente se atormenta cada segundo de cada día con las imágenes y escenas que conjura. No puedes detenerla. Tu único respiro es el sueño, y aun ahí, hay veces que sueñas con esas imágenes y despiertas llorando.

Dedicas cada día a intentar solamente sobrevivir. A veces el dolor es tan intenso que rezas porque llegue la muerte...

Te sientes perdido, te sientes sin ancla, te sientes solo.

Tantas preguntas... tantos secretos... tantas mentiras

¿Qué es real? ¿Qué es falso?

Si tú crees que lo que he escrito es una dramatización exagerada de la infidelidad, entonces te falta tanto por recorrer. No has entendido lo que le has hecho a tu cónyuge. No tienes empatía ni compasión. Todavía estás siendo egoísta y pensando sólo en ti.

Si realmente estás lleno de remordimientos, entonces llorarás por lo que le has hecho a tu cónyuge... al que prometiste amar, honrar y cuidar. Harás tus propios sentimientos a un lado y harás cualquier cosa, realmente cualquier cosa, que sea necesaria para lograr que sea una persona completa otra vez. Si realmente estás lleno de remordimientos, entonces llorarás por lo que le has hecho a tu cónyuge... al que prometiste amar, honrar y cuidar. Harás tus propios sentimientos a un lado y harás cualquier cosa, realmente cualquier cosa, que sea necesaria para lograr que sea una persona completa otra vez.

Engañar está mal. TÚ estuviste mal. No hay manera de explicar o justificar lo que hiciste. Estuvo mal. No importa lo que estaba ocurriendo en tu matrimonio... eso no es relevante. Nada, absolutamente nada justifica engañar. Nunca.

Tomaste un martillo, le pegaste a tu cónyuge en la rodilla y se la destrozaste. No puedes ahora decirle que se levante y camine, y enojarte porque no lo puede hacer. Si lo haces, es como si tomaras otro martillo, y al destrozarle la otra rodilla esperas que camine. No puedes dejar a tu cónyuge tirado ahí. Tienes que ayudarle. Tienes que ser gentil y cariñoso y ayudarle hasta que sane. Tu cónyuge sufre y puede ser hosco contigo, pero tienes que recordar... tú y sólo tú le hiciste esto.

Tú tienes el poder de sanar a tu cónyuge. Tú tienes el poder de tener el mejor matrimonio que jamás soñaste. Tú tienes el poder de tener la vida sexual más maravillosa y satisfactoria posible con tu cónyuge. Tú tienes el poder dentro de ti. ¿Usarás ese poder? ¿Quieres saber cómo?

Tu cónyuge te ha ofrecido un regalo, el regalo de la reconciliación. ¿Estás dispuesto a aceptar ese regalo?

Lo que estabas buscando fuera de tu matrimonio no puede ser encontrado ahí. Lo que estabas buscando estaba justo bajo tu nariz en tu propia casa. El tiempo y energía que invertiste en alguien más, debió haber sido invertido en casa. El amor crece donde se le cultiva y muere donde no. Lo que encontraste fue una fantasía. No era real. Era un espejismo, una triste imitación de la vida. No puedes encontrar felicidad ahí afuera, sólo miseria, dolor y la destrucción de otros.

Yo quiero decirte que hay esperanza para ti, tu cónyuge y tu matrimonio. Mi esposo y yo hemos estado reconciliados por 3 años y tenemos ahora un matrimonio feliz. Nos mantenemos conectados ahora en todos los niveles: mental, espiritual, emocional y físicamente.

Mi esposo continúa ayudándome y siendo paciente conmigo. Me ha demostrado un amor como el de Cristo por los últimos 3 años. Ha vuelto a ganar mi confianza y mi respeto por el hombre en el que se ha convertido.

Yo no podría haber llegado tan lejos en mi curación sin su ayuda y la de nuestro terapeuta. Estuve al borde del suicidio en un principio.

Es imperativo que le digas a tu cónyuge la verdad, la verdad completa acerca de todo lo que pregunte. No puedes retener nada de lo que tu cónyuge quiera saber. Duele tremendamente. Pero la verdad es la única manera de sanar. No le estás evitando dolor si le ocultas la verdad. Le hieres más e incrementas su dolor si guardas secretos.

Tu cónyuge nunca sanará sin la verdad. No puede haber mentiras desde hoy. La curación no empieza hasta que toda la verdad haya salido. Cuando los pedazo de verdad caen de poco en poco, la curación nunca avanza.

La curación incluye retrocesos tanto como avances. Tu cónyuge estará enojado contigo y lo demostrará. Por favor recuerda que te mereces su enojo. Tú le hiciste esto.

Un buen terapeuta te dirá que toma al menos dos años sanar de la infidelidad y esto sólo aplica si el cónyuge ofensor está haciendo su major esfuerzo por ayudar al cónyuge herido. La curación no ocurre de repente… es una meta por la que hay que trabajar. Yo todavía exploto de vez en cuando, pero puedo manejarlo más fácilmente. Mi esposo y yo trabajamos juntos para sobrellevar esas explosiones.

La curación es una camino que tomas con tu cónyuge. Habrá muchos topes en el camino, pero juntos pueden vencerlos.

Te puedes convertir en una persona, una persona auténtica... si haces esa elección. Se trata de tomar decisiones. ¿Serás una persona que pueda ser respetada por ti mismo y por otros o te darás por vencido con tu cónyuge y le dejarás tirado en el camino con ambas rodillas destrozadas? La elección es tuya, cualquiera que esta sea. Recuerda, tú tienes el poder.

Erica

adultry
madness  
© 2002 - 2014 SurvivingInfidelity.com. All Rights Reserved.